Otoplastía

DEFINICIÓN. Cirugía que consiste en la corrección de las alteraciones en el contorno auricular, ya sea de origen congénito (desde el nacimiento) o adquirido.

INDICACIONES. La indicación más común para esta cirugía son las orejas prominentes, en las cuales el espacio entre el pabellón auricular y la cabeza se encuentra aumentado, lo que da como resultado unas orejas aparentemente más grandes. En este caso el objetivo es disminuir dicho espacio y corregir las posibles alteraciones en el pabellón auricular que producen este efecto. Existen casos en los que la oreja no se desarrolló adecuadamente antes del nacimiento, presentando alteraciones de diversos grados, de manera uni o bilateral, los cuales son posibles de corregir mediante una otoplastía. Los pacientes con secuelas de algún traumatismo, heridas previas o cirugías oncológicas (por cáncer) también son candidatos a un procedimiento reconstructivo.

PREGUNTAS FRECUENTES:


1. ¿Cuánto tiempo dura la recuperación?
Durante los primeros 10 a 14 días posteriores a la cirugía, la mayoría de las pacientes presentan una recuperación importante, posterior a lo cual, de presentar una evolución favorable, pueden reincorporarse a sus actividades habituales.


2. ¿En dónde quedan las cicatrices?
Las cicatrices de una otoplastía estética, principalmente por orejas prominentes, quedará oculta en la parte posterior de la oreja en el surco entre la misma y la cabeza, de tal forma que no será visible para el resto de las personas.


3. ¿Puedo presentar una recidiva (recaída) después de una otoplastía para corregir unas orejas prominentes?
Bajo circunstancias normales, después de una otoplastía por un problema de orejas prominentes, si se siguen las indicaciones y cuidados posoperatorios correspondientes, no tiene por qué ocurrir una recidiva del problema.